Exodo

Switch to desktop Register Login

UN GALLO DE PELEA

Valora este artículo
(2 votos)

La tarde estaba medio nublada en la “Capital del Sol”. Al Cerro de la Campana le coqueteaban algunas nubes viajeras… Solo quedó en eso, pues no cayó una solo gota de agua en esta árida tierra. Me dirijo hacia el norte, por el “Soli”, a la cita pactada con el Campeón Mundial, el Rocaportense Juan Francisco “El Gallo” Estrada.


Sobre el citado bulevar, doblo a la derecha para tomar la calle Mazatán. Esos rumbos forman parte de mi hacer cotidiano, pues laboro en la Colonia Solidaridad y en Pueblitos, al norte del territorio naranja. A media cuadra del “Soli”, enseguida de un taller, reside Estrada. Nos apostamos a las afueras, y bajamos a tocar… Le comento a Fernando “el Chino” Palafox: Ahí está, veo el candado abierto… Me responde: ¿Cómo no va estar abierto?, ¡Si esta ese “perrón” que parece león!… “El toro” es un Pitbull con cara de pocos amigos, igual de bravo que su propietario… No te acerques mucho, me advierte.


De cualquier manera hice confianza, me acerqué un poco a la reja, y le pegué el chiflidito… El cancerbero de Estrada responde a mi expresión, moviendo las orejas y cola… Me ve como con ganas de preguntar el motivo de mi presencia. “El toro”, huele a leguas la cinofobia del “chino”, y de paso, percibe también el “piojon” que nos cargamos. “El Gallo” llegó poco tiempo después, tras una espera de no más de 30 minutos, en la que aprovechamos para ir a comprar a un “tanichi” cercano refrigerios, y así amainar el calor, a pesar del semi nublado.


Durante la espera, llama mi atención una planta de algodón situada frente a la casa del campeón… No recuerdo haber palpado una. Parecía que había nevado para ese lado. Reflexioné: No llueve, menos neva. La mata blanqueaba… Tenía algodón a la vista. Recordé las historias sobre la épocas de bonanza de “oro blanco” en los Valles del Yaqui y Mayo, cuando representaba su cultivo una gran fuente de trabajo.


Mi regresión al pasado se detuvo, al escuchar ¡Ahí viene este bato!... Desciende del automóvil… Saludo gustoso… Lo acompaña su fiel escudero: “El Gato” Tinoco, también boxeador. Con sencillez y amabilidad, nos invita a pasar al domicilio… En el trayecto del cerco a la puerta principal, “el chino” observa por el rabillo del ojo, por si “El Toro” se abalanza con la intención de prenderlo. Ya instalados en el comedor, iniciamos la charla. En un momento de la misma le dije: Yo esperaba ver otra cosa. Un chamaco enjoyado, tatuado hasta los dientes. Juan Francisco sonríe, no dice nada… Mueve los ojos hacia arriba y a la izquierda, señal de que alguna imagen se le vino a la mente.


De alguien se acordó, pero no le puso nombre a su recuerdo. ¿Ya viste videos de tu rival?, ¿Cómo lo describes?... De manera ágil, Juan Francisco responde: Es muy rápido, va invicto, 29 triunfos, 12 nocaut, no conoce la hiel. Con movimientos corporales, me describe la técnica del filipino Milan “El Metódico” Melindo, su próximo rival. “Usa mucho la izquierda, gancho, cruzado, oper… Es fuerte, es del establo de “Many” Pacquiao.


Oye estrada: ¿Cómo le haces?, ¿Duermes tranquilo?, ¿No te preocupa mucho la pelea?... Si uno que no pelea, no más tiene un pendiente no duerme, ahora tú con esa gran responsabilidad que tienes “amarrada” para el 27 de julio, allá en el lejano oriente, Macao, China. Vuelve a esbozar una sonrisa, alejada de cualquier nerviosismo. Responde con una seguridad envidiable: Duermo tranquilo, - me estoy preparando muy bien, entreno diario, desde las 5 de la mañana empieza mi rutina, trabajamos en equipo (Orlando Plasencia, Fredi y Germán León)… El timbre de su voz cambia, al mencionar a su entrenador Alfredo Caballero. Se ve que lo respeta, su tono me dice que Alfredo representa una figura, un guía, un consejero, un padre.


A Caballero lo conocí ya hace algunos ayeres. Es un hombre serio, prudente. Quizá así sea cuando ve a la gente ocasionalmente. Pero esa seriedad la convierte en efectividad arriba del ring para sus pupilos. No es casualidad que el trabajo en equipo que menciona Estrada, lo haya llevado a ganar el campeonato mundial “tinto en sangre” frente a Bryan Viloria, tapando así muchas bocas, ganando terreno, cambiando la percepción de quienes no confiaban en sus puños. A sus 22 años, puede adornar su cintura con 5 cinturones…


Hago un recorrido visual por las paredes de la casa. Me detengo al momento de observar una fotografía… ¿Quién es Estrada?: Es mi tía responde… Al escudriñar sobre sus metas como boxeador, me había comentado que trabaja duro para conservar sus títulos de Campeón Mosca AMB y OMB, pues como dicen luego, el chiste no es llegar, sino permanecer. “Quiero seguir creciendo, comprarle casa grande a mi familia. Me gustan los carros, siempre me han gustado”… Su cara refleja ganas de triunfo, de éxitos. Aspira como todos en la vida a tener una historia, un ambiente diferente, superar a quienes nos antecedieron. Para eso se pega uno en la “madrina”. Estrada parece haber venido de menos a más, tal como desarrolla sus peleas. Todo a base de trabajo, esfuerzo, aguantando dos que tres golpes de la vida que son los que más duelen.


De los boxeadores que conoces, ¿A quién admiras?, ¿Cuál es tu ejemplo a seguir?.. “He platicado con Juan Manuel Márquez me ha dado consejos, es buena gente”… También refirió haber conversado con Jorge “El Travieso” Arce, quien le ha recomendado como invertir las ganancias obtenidas en el boxeo. La gente percibe Estrada que te están formando diferente. Se ve que tu entrenamiento es integral, incluyendo una adecuada preparación mental, que de seguro te llevará a hacer un “Tlatoani” del boxeo… No hace muchos gestos, solo agradece el comentario. A su casa no entra el aire del exterior… “Pies en la tierra” sin duda…


Llegó la hora de retirarnos, después de haber convivido con el joven campeón, al que conocía años atrás en la CODESON, en el génesis de su carrera. Su record, 29 victorias, 23 nocaut, en 2 ocasiones ha probado “la miel amarga…” A él ya lo conocen, lo sigue, lo admira la gente. Uno continua castigando la tecla casi en el anonimato… Él pronto ocupará espacios en los principales diarios… ¡En hora buena campeón!.... ¡Sale!


GENERALMENTE DE HERMOSILLO

Prof. Luis Mario Navarro Miranda


Todos los Derechos Reservados © 2011 Semanario Exodo

Top Desktop version